Oaxaca nos necesita y ahora es cuando

el 16 Agosto 2015. Publicado en Claudio X. González - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 5321

Vivimos horas cruciales para la reforma educativa y debemos hacer buena la oportunidad histórica de transformar nuestro sistema educativo y de aplicar dicha transformación en donde más se necesita: en Oaxaca.

Por enésima vez, buscando proteger sus prebendas, su negocio a base del chantaje, los líderes de la S.XXII de la CNTE amenazan con no iniciar el próximo ciclo escolar. El ceder a esa amenaza una y otra vez, ha resultado en la entrega de la educación en Oaxaca a una sección sindical particularmente corrupta. En esencia se privatizó la educación y la estructura sindical usurpó el sistema educativo.

Ese sistema es el peor de México. Se ubica en el lugar 32 de 32 estados. Cerca del 90% de los estudiantes de dicho sistema no aprenden lo básico que se debería aprender en la escuela. La deserción y expulsión son cotidianas y comienzan desde la primaria. El promedio de escolaridad en Oaxaca no llega a 1ero de secundaria.

El desvío de recursos es monumental. Mientras que la nómina está repleta de aviadores y comisionados, a las escuelas les falta lo más indispensable: baños, agua, electricidad, en ocasiones piso y paredes. Las cabezas del sindicato argumentan que no se puede educar en escuelas maltrechas; lo que no dicen es que en buena medida las escuelas están maltrechas porque la cúpula ha gestionado sueldos y prestaciones de miles de comisionados y aviadores que no sirven a la educación sino a los propósitos de la dirigencia y porque desvía cuantiosos recursos destinados por los mexicanos a la educación de los oaxaqueños a fines no-educativos. Los grandes abusos de los líderes sindicales están cada vez más y mejor documentados.

Estamos hablando de un sistema educativo fallido, mentiroso y simulador. Dicho sistema no cumple ni en calidad ni tampoco en cantidad. Hace mucho que en Oaxaca no se cumple con un ciclo escolar completo. Los ciclos escolares no son de 200 días, son de 160, 150, 140 días, dependiendo del año. Si un alumno no asiste una cuarta parte o más del ciclo escolar a la escuela es un alumno que en automático estaría reprobado.

Y esa es la corrupción mayor del sistema educativo encarnado por la Sección XXII de la CNTE: es un sistema que ha dejado en el olvido a los niños y jóvenes de Oaxaca y un sistema que se olvida de los niños y jóvenes pierde su esencia misma.

Lo que ha sucedido en Oaxaca es un absurdo que hay que corregir.

Ahora, gracias a la reforma educativa y a la reciente y correcta decisión de las autoridades locales y federales de recrear el IEEPO y retornar las riendas de la educación en Oaxaca, se nos presenta una oportunidad que no podemos perder: la de transformar a fondo la educación en Oaxaca.

Ante esta coyuntura, todos tenemos que cumplir nuestro papel. A las autoridades educativas les compete perseverar en su cometido con firmeza, la ley en la mano y respeto a los derechos humanos. A los maestros les corresponde liberarse del yugo de la Sección XXII e iniciar un futuro profesional basado en el mérito y la entrega a la causa de los niños. A los padres de familia de Oaxaca les corresponde exigir a los maestros que se comprometan con sus hijos y sus comunidades escolares. A los ciudadanos nos corresponde darle voz a los niños de Oaxaca y demandar que, por primera vez en décadas, puedan asistir a un ciclo escolar completo. Los niños de Oaxaca han estado indefensos ante los abusos de sindicatos y burocracias y son siempre los más afectados. Los ciudadanos los tenemos que defender; tanto los ciudadanos de Oaxaca como los ciudadanos de todo México.

Además de que inicie el ciclo escolar a tiempo y que tenga 200 días, los ciudadanos demandamos que, al igual que en el resto del país, en Oaxaca:

  1. Se asignen todas las plazas de maestros, directores y supervisores (por mérito educativo) de acuerdo a los resultados de los Concursos de Ingreso y Promoción.
  2. Se evalúe el desempeño de todos los maestros en servicio.
  3. Se ofrezca los programas de regularización y formación pertinente a todos los maestros que lo necesiten.
  4. Se haga un censo educativo en el estado (el Censo pasado, sólo recogió datos de la mitad de las escuelas).

Para permitir que se escuche la voz de los ciudadanos en defensa de los derechos de los niños de Oaxaca, el día de hoy lanzamos una campaña para exigirle al Presidente, al Secretario de Educación, al Gobernador de Oaxaca y al Director del IEEPO que cumplan con su deber y hagan lo que les corresponde para que el curso escolar inicie, como manda la ley, el 24 de agosto. Si, como amenaza la Sección XXII, dicho ciclo escolar no inicia, pedimos que el gobierno aplique la ley; es decir, que descuente el salario a todos los maestros que falten y llegado el caso de que falten 3 días de manera injustificada, se les despida.

Pedimos a todos los mexicanos que estén de acuerdo con esta propuesta que firmen su exigencia en www.mexicanosprimero.org o en www.change.org/JusticiaparaOaxaca

En muchas ocasiones se me acerca gente de buena voluntad a preguntarme cómo pueden ayudar. He aquí una manera de ayudar en un momento muy oportuno. Firmar y correr la voz. Oaxaca nos necesita y ahora es cuando.

Ha llegado el momento de poner los derechos de los niños por encima de las prebendas, intereses y corruptelas de los adultos.

Le llegó el momento a Oaxaca y a México de decidir – si va o no va la reforma educativa.

Los ciudadanos no podemos quedarnos al margen, como meros observadores. Tenemos que CRECERNOS al reto.

Por eso pedimos de los ciudadanos de todo el país exigir a las autoridades aplicar la ley y poner el derecho de los niños y el futuro de Oaxaca y México primero.

¡Ni un paso atrás en Oaxaca!

¡Ni un paso atrás en la reforma educativa!

Change.org/JusticiaparaOaxaca

#JusticiaparaOaxaca

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,