6 propósitos para la Educación

el 11 Diciembre 2014. Publicado en Claudio X. González - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 15769

Escribo unas breves reflexiones sobre la educación de nuestros hijos hoy, así como el avance que nos gustaría ver en el tema no sólo para el 2015… sino para el año 2024.

¡Vaya que las generaciones de nuestros hijos están atrasadas! Actualmente, sólo 3 de cada 10 jóvenes termina en tiempo y forma la prepa y sólo 1 llega a la universidad. El promedio de escolaridad de un mexicano es 2o de secundaria y nuestros niños, año con año, van la mitad de las horas a la escuela que los niños de Corea y Finlandia.

Y luego está el tema de la calidad. PISA, la prueba reina a nivel internacional para medir competencias, nos ubica en el lugar 34 de 34 naciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Más del 80% de cada generación de jóvenes mexicanos de 15 años está reprobada o de panzazo en un mundo que premia el conocimiento y las capacidades analíticas y críticas.

El estado de la educación de nuestros hijos es motivo de indignación. Pero sobre todo, debe ser motivo de activación.

Sólo podremos hablar de una verdadera reforma educativa cuando nuestros maestros estén más preparados y cuando nuestros niños y jóvenes estén aprendiendo mucho más.

En 10 años, cuando nuestras niñas, niños y jóvenes ya sean unos adultos yo espero:

  1. Que la escolaridad promedio en México haya alcanzado por lo menos los 12 años. Hoy es de 8.6 años.
  2. Que México obtenga resultados en PISA equivalentes al promedio de los países miembros de la OCDE.
  3. Que haya más calidad y rigor, y menos política en la educación.
  4. Que la imagen y dignidad del maestro se haya recuperado.
  5. Que en lugar de sindicatos abusivos contemos con colegios de profesionales y que el maestro sea el héroe en la narrativa de la recuperación y el impulso educativo.
  6. Y, que México haya entendido cabalmente que la escuela pública no es la escuela de gobierno, sino la escuela de todos los mexicanos y que todos estemos dispuestos a cuidarla, procurarla y engrandecerla.

En resumen, espero que la educación pública de calidad esté cumpliendo, de manera cabal y sustentable, con su papel de ensanchar libertades, oportunidades y justicia para los mexicanos.

Comentarios (1)

  • Gabriel Diego G.

    15 Diciembre 2014 a las 21:47 |
    Hola, realmente me gustaría que en diez años la educación de México fuera como lo espera, pero sin querer ser pesimista considero que eso sería algo difícil, mas no imposible ya que para mi existen muchos factores económicos, políticos, sociales y culturales que frenan este deseo que tenemos muchos mexicanos. En la actualidad, México atraviesa por una severa crisis sociopolítica económica. Se han perdido valores éticos y morales. Los que hacen y están en la política, buscan llegar al poder y no soltarlo, para esto se valen de todos los medios posibles sin importarles a cuantas personas afecten. Nuestra sociedad se está acostumbrando a ver y escuchar violencia desmedida, los medios de comunicación nos enseñan programas con mucho morbo para mantener cautiva a la audiencia en donde los problemas se arreglan como por arte de magia, nos enseñan que la traición y el engaño son formas para poder triunfar en lo que uno quiere, por mencionar algunas cosas. Hoy en la actualidad se está dando una generación de jovencitas menores de 14 años que están embarazadas, Yo me pregunto qué educación podrán tener esta nueva generación. Es muy desagradable ver a algunos maestros que en sus protestas se comportan como verdaderos vándalos y a otros que son maestros pero sin el amor, profesionalismo o la pasión que merece la carrera. Se ha perdido el respeto en general, hoy nos encontramos a jóvenes de primaria y secundaria agrediendo maestros, padres de familia sin importar la condición de estos, pero lo peor se han perdido el respeto a sí mismos, a su cuerpo a sus padres, por mencionar algunas cosas por lo que veo algo complicado que en diez años México pueda tener estos cambios.
    Tal vez la solución sería dejar todo en manos de Rocío o de Laura. Jajajaja
    No, lo que tenemos que hacer es ponernos todos a trabajar y hacer lo que nos corresponde pero con verdadero profesionalismo y respeto sin querer abusar de lo que sabemos o conocemos.

    responder

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,