Artículos etiquetados con: desarrollo humano

Mi bebé no habla

el 23 Septiembre 2014. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 5820

Publicado en Bebeteca | 09.22.2014

El desarrollo del lenguaje de tu hijo es muy importante, ya que es un indicador crucial de su buen desarrollo en general. Nuestra recomendación es que observes si habla y escucha de acuerdo a la edad en la que está, y que si notas algo distinto acudas con un especialista.

En la edad de 0 a 3 años, los bebés están en pleno desarrollo neuronal, y tú puedes ayudar a que este desarrollo sea más completo. Habla, canta, juega con él; no necesariamente tienes que enviarlo a un centro de apoyo de estimulación temprana, pues desde tu hogar, tú y tu familia pueden ayudarlo a estimular su lenguaje. Tampoco requieres de materiales o juguetes sofisticados; lo único que necesitas es querer hacerlo, querer que tu hijo aprenda a ser autosuficiente, y no dependiente.

Abrázalo, dale seguridad

el 17 Septiembre 2014. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 4979

Publicado en Bebeteca | 09.18.2014

 Por: Laura Castillo

No existen manuales para saber con certeza cómo educar a tu bebé o saber qué es lo que debes hacer para lograr que sea feliz y exitoso. Sin embargo, los especialistas más reconocidos coinciden en que los lazos afectivos influyen sustancialmente en el desarrollo del niño, y a su vez favorecen en lograr la plenitud personal en la vida adulta.

Una manera importante de fomentar estos lazos afectivos es: ¡abrazando a tu bebé! Los abrazos son una muestra muy clara de amor y el sentirnos amados nos da seguridad y confianza, al mismo tiempo que fortalece el vínculo existente. La maravilla de los abrazos es que son un acto de cariño hacia tu bebé que es muy sencillo de realizar.

¿Llevarlos a la guardería o cuidarlos en casa?

el 09 Septiembre 2014. Publicado en Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 7675

Publicado en Bebeteca | 09.09.2014

Ha llegado el momento de separarte de tu bebé, y empiezas a pensar qué es lo mejor para el cuidado de él o ella. Si eres mujer con un empleo pagado, consideras que tal vez la mejor opción para tu vida diaria sería buscar una guardería. Si este es tu caso, primero que nada, te recomendamos que confirmes la seguridad y calidad en el servicio de las opciones que visites. Después, te sugerimos que elijas una que preferentemente se encuentre cercana a tu lugar de trabajo, a tu casa o a la persona que compartirá contigo la responsabilidad de tu pequeño.

En cambio, si decides confiar a tu bebé a un familiar o contratar a personal de servicio en tu hogar, debes analizar muy bien los rasgos de esa persona; probablemente evaluarás más la “confianza”, porque será quien cuidará al cien por ciento a tu hijo. Asimismo, no puedes descuidar que cuente con la capacidad de tomar buenas decisiones, y evaluar si tiene experiencia o conocimientos que le brinden a tu bebé la oportunidad de desarrollarse a su ritmo.

Infancia acorralada, infancia invisible

el 23 Julio 2014. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 4960

Publicado en Animal Político | 23.07.2014

Cuando fui un bebé, ya en los meses en que uno explora el mundo, mis padres quisieron cuidarme de los peligros que en mi gateo pudiera encontrar. Conocidos y vendedores pediatreros sugirieron un corral plegable de borde suave y paredes encordadas en patrón de rombos continuos. En él quisieron que me sintiera acompañado y colocaron mis juguetes y peluches favoritos. Por supuesto tuve intentos infructuosos de escape, pues las paredes me resultaban demasiado altas. Sin embargo, mis compañeros de celda tenían escapatoria: lanzaba peluche por peluche al exterior de ese corral azul cielo. Ya en el corral vacío, con el resto de internos liberados, el llanto era mi blues. Al escuchar ese triste reclamo, los adultos de mi especie (que pocas veces entienden ese lenguaje infantil), no acudían a mi liberación, al contrario, mi llanto era la alarma delatora que provocaba la captura de cada peluche liberado y aseguraba su reingreso a las 4 paredes acordonadas.

No desistí en el escape, y aún cuando su amor al crío es infinito, un adulto sólo entiende a las quinientas, nunca a la primera. A mi intento “x”, me sacaron de esa celda, pero no para gozar del libre movimiento sino para experimentar una especie de arresto domiciliario. En el mismo sitio del corral (ahora arrumbado), las paredes fueron sustituidas por cojines apilados. Este arreglo de adultos provocó nuevos motines al interior del corral simulado.

¿Por qué hablar sobre Primera Infancia?

Escrito por DAVID CALDERÓN M. el 28 Mayo 2014. Publicado en David Calderón - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 5700

¿Por qué hablar sobre Primera Infancia?

Nuestro despliegue como seres humanos es siempre un desafío. Aun cuando las niñas y los niños pequeños nos convocan a la delicadeza y a la ternura, no es fácil ser atinados y perseverantes en aquello que resulta mejor para ellas y ellos.

Si recorremos México, es fácil no ver a los más chicos. Desde una familia campesina que pone al bebé dentro de una caja alta de cartón o esquinado tras una barrera de huacales, hasta la mamá citadina que usa el asiento trasero del auto como zona principal y restringida para su niña de pocos años. Millones de infantes pasan, hora tras hora, en una espera más bien inerte, sin oportunidad de actividad física, sin muchas ocasiones de exploración y de asombro auto-inducido, sin ser convocados por el canto, la palabra y la mirada dirigida expresamente a ellas y ellos.

Educación y salud en el México de hoy

Escrito por DAVID CALDERÓN M. el 02 Diciembre 2009. Publicado en David Calderón - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 4806

En un enfoque de derechos, el desarrollo no es un proceso sólo colectivo y visible en los espacios públicos. El desarrollo auténtico implica el reconocimiento, la tutela y el disfrute del bienestar en el ámbito también personal, familiar y de las pequeñas comunidades. El nivel de desarrollo humano de un país se identifica precisamente con la disponibilidad real y oportuna de condiciones materiales concretas para que los individuos ejerzan la libre decisión y la participación solidaria: necesitamos salud, porque sin vida no podemos decidir.