Artículos etiquetados con: SNTE

Aumentar, sí... ¿pero a quién?

Escrito por DAVID CALDERÓN M. el 27 Enero 2010. Publicado en David Calderón - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 4978

SEP y SNTE negociarán. Me dirá usted que, si lo que yo pretendía era sorprenderle, fallé. Pero, aquello que por frecuente ya casi no registramos, resulta que en este caso está plenamente justificado, y no convoca a indignación porque está fundamentado en forma cabal por el orden jurídico nacional. Eso como legítima acción colectiva; ahora falta ver los resultados.

Lo que quiero comentarle es que es esta negociación la buena: una representación de los trabajadores plantea al empleador modificaciones a sus condiciones generales de trabajo. En ello reside la legitimidad última de los sindicatos: son instituciones con la misión específica de impulsar la mejora de las condiciones laborales. No es su identidad sustantiva impulsar las ciencias y las artes, agolpar preferencias electorales en forma de partido, desarrollar la industria inmobiliaria o turística, o competir por generar alternativas para la televisión.

Propósitos

Escrito por DAVID CALDERÓN M. el 30 Diciembre 2009. Publicado en David Calderón - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 5153

Pronto iniciará un nuevo año y con él vendrán nuevas esperanzas. Los propósitos que sí se alcanzan, que sí se logran, son aquellos en los que: a) entiendo la imperiosa necesidad de ya cambiar; b) visualizo los beneficios que me traerá la nueva situación, y c) encuentro apoyo e instrumentos para concretar las acciones. Así pasa cuando nos proponemos mejorar nuestra calidad de vida, como por ejemplo hacer ejercicio, ahorrar dinero o dejar algún hábito dañino.

"Mucha salud y mucho trabajo, que es lo principal", son los deseos en las cenas de año nuevo. Pero esos propósitos genéricos son -con perdón de la buena intención- muy ingenuos si no son igual de consistentes que nuestros propósitos individuales. Sin los tres componentes que antes mencionamos, sencillamente eso no va a pasar. Muchos años llenos de paz, trabajo, salud y prosperidad sólo se van a dar si los mexicanos nos fijamos propósitos sólidos, "de a de veras".

Participación como educación II

Escrito por DAVID CALDERÓN M. el 29 Julio 2009. Publicado en David Calderón - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 5251

Hace ocho días comentaba con usted sobre los diversos sentidos y usos de la expresión «participación en educación». Le platicaba de la tendencia a hacer de la invitación, en plan de testigo legitimador o de edecán fotogénico, la forma pública y oficial, el espacio principal de la participación. Deslactosada, descafeinada, con aspartame: café con leche, pero sin leche y sin café, ya ni de perdis azúcar.

La exhuberancia y diligencia para hacer solicitudes de apoyo -dame becas, dame computadoras, pasa mi espot, organízate la kermesse, ven a impermeabilizar la escuela, ármate la cuota extraordinaria para el evento- se convierte en aridez y retraso a la hora de atender a peticiones de información, escuchar iniciativas de evaluación o discutir propuestas de política pública.En esa política del cucurucho (hacia mi conveniencia, gran apertura; hacia tus peticiones, un orifico pequeñito), los actores tradicionales del sistema educativo no reciben con entusiasmo la voluntad de que las discusiones se realicen en público, y con más participantes sentados a la mesa.

Para ir al Mundial

Escrito por DAVID CALDERÓN M. el 01 Julio 2009. Publicado en David Calderón - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 5260

¿Cómo se le hace para poder llegar al Mundial? El problema no es sólo de Aguirre, sino de todo México. Y no sólo es algo que se circunscribe al futbol. En forma ingeniosa y provocativa, Pritchett y Viarengo sostienen que la competitividad de México tiene esperanzas en el Mundial de la economía sólo si ensambla equipos de estrellas a través del sistema educativo. Su estudio forma parte del Reporte 2009 de Competitividad de México elaborado, a instancias de ProMéxico, por el Foro Económico Mundial y la Universidad de Harvard.

La argumentación es interesante: para competir en el mundo actual no basta con mejorar el promedio educativo nacional. Si no hay un grupo suficiente en el extremo superior del desempeño, no vamos a contar con la fuerza de tarea necesaria para mantener a la nación entera con suficientes oportunidades. Si con la educación se desarrollan altas capacidades cognitivas y éstas se aplican a trabajos de innovación y redistribución, entonces el crecimiento económico y la ampliación de nuevas posibilidades puede ir al paso de la dinámica mundial... si no, adiós al Mundial.