Súper-héroes de la educación

el 14 Mayo 2015. Publicado en Claudio X. González - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 6613

Por: Claudio X. González Guajardo

Pues así es: cuando un maestro verdaderamente lo es a plenitud se convierte, a no dudarlo, en un héroe social.

Y en México, los buenos maestros no sólo se convierten en héroes, sino en súper-héroes, puesto que tienen que sobreponerse a problemas familiares, emocionales, nutricionales y sociales que afectan a sus estudiantes; a infraestructura escolar incompleta y defectuosa, en ocasiones casi inexistente; a burócratas que piden, impiden y toman más de lo que dan; a cúpulas sindicales politizadas, exigentes y, por lo general, corrompidas; a padres de familia muchas veces pasivos y complacientes.

Pero…¿cómo es un buen maestro? Fíjense en todos los dones y atributos que debe reunir:

  • Es experto en su materia y también en como impartirla.
  • Motiva a sus alumnos y despierta su interés y gusto por aprender.
  • Identifica necesidades y crea oportunidades de aprendizaje para todos.
  • Fomenta valores a través del ejemplo, dentro y fuera del aula.
  • Hace partícipes a los padres en el aprovechamiento de sus hijos y en la comunidad escolar.
  • No deja de aprender nunca, consciente de que un maestro es siempre un aprendiz.
  • Lucha, sin descanso y contra viento y marea por un derecho humano básico: el derecho a una educación de calidad para cada uno de sus alumnos.
  • Y es, ante todo, un gran ser humano.

Los buenos maestros son el corazón de la educación en México, un corazón que oxigena, que da vida, que da esperanza, que es señal de entrega y de generosidad, que es símbolo de amor a la libertad, al conocimiento y al prójimo.

Existen muchos buenos maestros en nuestro país, maestros ejemplares; seguro conoces a más de uno. Comparte con ellos esta reflexión para demostrarles que no están solos, que los apoyamos, apreciamos y que los admiramos.

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,