Río Revuelto

el 16 Noviembre 2014. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Erik Avilés - Blog | Vistas del artículo: 4498

A más de un mes de su desaparición siguen las protestas en Michoacán por los 43 jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. A raíz de ello, los normalistas locales, ya casi siempre encapuchados, continúan grafiteando, gritando, insultando, tomando los bienes ajenos sin el consentimiento de sus dueños -por decirlo con sutileza-, bloqueando el libre tránsito vehicular, cerrando y saqueando comercios. Irrumpiendo por la fuerza, se han hecho inopinadamente presentes en nuestra vida diaria con el magnífico pretexto que constituye la atroz desaparición de los guerrerenses, que es una agenda pública respaldada por millones de seres humanos en el orbe, pero que en Michoacán llevará escrita en letras pequeñas sus verdaderas demandas rumbo a las mesas de negociación, donde mostrarán las cúpulas que les conducen la enorme voracidad que les caracteriza.

Ante la pésima aceptación que tienen entre la opinión pública, los líderes de la CNTE, quienes verdaderamente son los que conducen el movimiento normalista a manera de fuerzas básicas, a la par que protestan, ahora buscan desesperadamente acciones legitimadoras, por lo que un centenar de ellos se desplazarán a Ayotzinapa a entregar un poco más de 70 mil pesos y 12 toneladas de víveres, lo cual implica que asumiendo que cada uno de ellos gana el promedio de percepciones mensuales que reciben los trabajadores de la educación en el estado, el cual asciende a 17 mil pesos de acuerdo al estudio de MalGasto Educativo realizado por Mexicanos Primero. Con ello, movilizar a un centenar de militantes de la CNTE equivale a 85 mil pesos diarios de nómina, que serán verticalmente destinados para entregar 70 mil pesos. Lamentable contrasentido que se aúna al costo de oportunidad que genera dejar un centenar de aulas vacías y con ello perpetuar la ignorancia de nuestro pueblo.

Esta clase de costos se están socializando, ya que finalmente el pueblo michoacano es el que ralentiza su desarrollo, sin que la autoridad establecida haya hecho un esfuerzo significativo por contener o revertir esta situación. Sin embargo, en virtud de que los diferentes órdenes de gobierno no han acertado con una estrategia que genere credibilidad en el caso de Iguala, Guerrero, se han visto en la penosa necesidad de tener que permitir toda clase de manifestaciones de protesta.Resulta ilógico que un problema que hasta el momento ni la intervención del titular del Poder Ejecutivo Federal ha podido solucionar, pretenda litigarse en la calle a centenares de kilómetros de distancia. Los ciudadanos sufren doblemente: primero cuando se les transgreden sus derechos más elementales y posteriormente padecen los actos supuestamente reivindicatorios que solamente acaban golpeando más a los civiles.

Mientras tanto, el verdadero peligro para las finanzas michoacanas sigue acrecentándose, ya que a pesar de que se señala por parte de la SEE que se están realizando la revisión y actuaciones respectivas en relación a las plazas docentes y que a partir de 2015, cuando la Federación asuma la responsabilidad del pago de nómina, se acabarán las plazas duplicadas, los aviadores y los comisionados fuera de la ley, no se percibe reacción alguna por parte de la CNTE al respecto, lo que parece indicar que han encontrado interpretaciones sui generis que les permitirán implementar torcidamente la reforma educativa en la entidad en el ámbito de recursos humanos. Restando solamente dos meses para concluir el cruce de nómina y plantilla de personal, esperemos esto no se preste para legitimar irregularidades o para brindar una salida política a la enorme corrupción que impera desde hace décadas en la Secretaría de Educación en el Estado.

Por lo anterior, en la medida en la cual la autoridad sea permisiva e indulgente con las acciones de los normalistas, estará permitiendo que se generen distractores y mayores presiones que resistirán la aplicación de la normatividad educativa.

Los actos que han realizado los normalistas han sido calificados por la Secretaría de Seguridad Pública Estatal como provocaciones, al ser éstos parte de una agenda política, por lo cual, a decir del titular de la citada dependencia, no se les confrontará directamente.

Sin embargo, las fracciones sindicales ya han destapado su estrategia, que es la conformación de un corporativo electoral denominado frente cívico social, que evoca al México de hace ochenta años, donde sindicatos de gran envergadura y otros de reciente creación intentarán asegurar la defensa de sus intereses gremiales mediante la intención de seguir subastando el voto de los michoacanos y obtener prebendas que seguirán manteniendo al gobierno del estado, a los municipios y a los organismos públicos descentralizados en situación de precariedad, por tener que destinar sumas ingentes al pago de plazas vitalicias y a toda suerte de canonjías inconfesables, pero que consisten en vehículos, en edificios, en concesiones, en viajes a la playa para la militancia sindical, en bonos y compensaciones extraordinarias, que harán prácticamente imposible el desarrollo educativo estatal en el próximo sexenio.

Es decir, con la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, los sindicatos michoacanos están medrando sin que se les contenga. ¿Deseamos los michoacanos seguir otorgando más recursos a los sindicatos ó buscamos que los servidores públicos, especialmente los de instituciones educativas sean los mejores profesionales del rubro que se encuentren disponibles en el mercado laboral?

Esperemos se desmadeje la serie de intereses que están entreverados en torno al sistema educativo y que ahora está conflagrado debido a Ayotzinapa, pero con intereses tras bambalinas que claramente intentan que la ignorancia, la barbarie y las ambiciones cupulares perpetúen una dictadura perfecta en la educación de Michoacán. Exijamos a las autoridades que el cauce del sistema educativo estatal vuelva a su normalidad a la brevedad, ya que de continuar el río revuelto, la ganancia será de las cúpulas de siempre.

Sus comentarios son bienvenidos en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en Twitter en @Erik_Aviles

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,