El cerebro del niño y su sano crecimiento

el 07 Noviembre 2014. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 5452

PUBLICADO EN BEBETECA | 16.10.14

Durante los primeros años de edad, el cerebro del niño se encuentra en crecimiento y esto requiere de atención e indicaciones específicas para el bebé. De 0 a 3 años es cuando inicia el aprendizaje y es el periodo en que las conductas se pueden reforzar o disminuir utilizando el estímulo, la empatía y el afecto.

Como papás, es nuestra responsabilidad que nuestro bebé goce de una buena salud tanto física como mental, ya que esto tiene un fuerte impacto en su futuro. Debemos conocer las consecuencias de no ofrecer suficiente atención en esta etapa del crecimiento; ya que esto genera que los niños sufran de estrés tóxico ¿A qué nos referimos con esto? A los niños que no reciben suficiente apego afectivo, o que viven en un ambiente en el que la comunicación no es la adecuada porque resulta amenazante, o sufren de maltrato físico o verbal en su casa.

Este tipo de situaciones pueden generar ciertas descompensaciones en la salud física y mental de nuestros hijos. Como consecuencia, su crecimiento sano y adecuado se puede ver truncado. En general, los bebés que sufren de violencia verbal y/o física, o que viven en ambientes disfuncionales y están constantemente expuestos a sensaciones de miedo o sufrimiento, pueden tener muchos problemas de autoestima, rendimiento escolar y capacidad para resolver desacuerdos en forma adecuada. En conclusión, los resultados sociales y personales pueden ser bastante malos.

Como mamás y papás, debemos tomar en cuenta que el cerebro de nuestro pequeño, por más chiquito que sea, está en una dinámica de aprendizaje muy intenso. Constantemente está creciendo y adquiriendo características de lo que ve a su alrededor. Nuestro deber es formarlos en un ambiente en el que exista buen trato mutuo y que sea seguro para nuestros niños. Para conocer cómo impacta el afecto en el desarrollo de los niños.

Como padres, podemos asegurarnos de apoyar a nuestros hijos para que sean personas física y mentalmente sanas y para darles las herramientas para salir adelante en una edad más avanzada.

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,