boletin-de-noticias¡SUSCRÍBETE AQUÍ Y RECIBE
EL BOLETÍN DIARIO EN TU CORREO!

  • Noticias
  • Eventos
  • Campañas
  • Blogs y más

NOTICIAS DE HOY

La Constitución y el spot | Opinión

Reforma  | 3.mayo.2018

Por segunda vez en el proceso electoral podemos recordar la frase de quien no conoce -o decide desconocer- la historia está condenado a repetirla. En el año 2006, en el marco del dictamen de calificación de la elección presidencial, el Tribunal Electoral le ordenó al entonces IFE iniciar un procedimiento disciplinario en contra del PAN, PVEM y PRI por haberse beneficiado con spots del Consejo Coordinador Empresarial que criticaban al candidato de la Coalición por el Bien de Todos. Se les sancionó por culpa in vigilando, al haber faltado a su calidad de garantes de que simpatizantes no violaran la ley.

Un año después, se reformó la Constitución en el artículo 41, base III, apartado A, penúltimo párrafo (sí, todo eso, pero nuestra Constitución no es precisamente minimalista), para prohibir de manera expresa: "Ninguna otra persona, física o moral... podrá contratar propaganda en radio y televisión dirigida a influir en las preferencias electorales de los ciudadanos, ni a favor o en contra de partidos políticos o de candidatos a cargos de elección popular".

No me gusta el spot de Mexicanos Primero. Principalmente por la violación a la Constitución. La prohibición es clara, ninguna persona moral puede contratar propaganda que pretenda influir en las preferencias electorales de los ciudadanos. Al señalar el spot: "piensa bien y elige al candidato que apoye la transformación educativa", es expresa la dirección para influir en las preferencias electorales de los ciudadanos; dice vota por quien apoye la reforma (transformación) educativa. Caricaturiza a la candidata y candidatos, por lo que es evidentemente electoral. Exactamente lo que prohíbe la Constitución. ¿No aprendimos nada de 2006? ¿Y la reforma constitucional de 2007? ¿En serio pensamos que construimos un Estado de Derecho ignorando el modelo de comunicación política y la equidad en la contienda que prevé la propia Constitución?

Por otro lado, tampoco me gusta el uso de menores en el promocional. El uso de los menores caricaturizando a la candidata y candidatos también es otra violación a la ley. El artículo 128, inciso e) del Reglamento de Elecciones prohíbe a las organizaciones ciudadanas usar nombres o frases que pudieran ser relacionadas con las candidaturas, para inducir el voto en favor o en contra de alguna figura. Los nombres propios y las expresiones utilizadas en cada frase se relacionan con las candidaturas. ¿No es esto materia de investigación del INE y de resolución de la SER (del Tribunal Electoral) por la violación a la Constitución, la ley y el reglamento? El acento norteño o costeño (¿no es un ejemplo de discriminación que podría investigar CONAPRED?). El promocional implica un costo que podría ser fiscalizado como aportaciones a la campaña por la UTF y una aportación en especie prohibida por la ley que podría actualizar un delito electoral.

La propia Sala Regional Especializada en su sentencia SRE-PSC-59/2018, expresa que la utilización de menores en la propaganda política implica un riesgo potencial de asociar a tales infantes con una determinada preferencia política o ideológica, que podrían no apoyar -el rol que jugaron en el promocional, por ejemplo- en su vida adulta. Se equivocan quienes dicen que es un simple asunto de consentimiento de los padres. El tema es mucho más profundo y tiene que ver con una pregunta central: ¿en serio queremos utilizar a menores como carne de cañón de la contienda electoral? ¿Y el interés superior del menor como principio constitucional y convencional? Es claro el intento de burlar la ley usando a los menores. No sólo es ilegal, sino poco ético.

En muchas ocasiones he aplaudido la acción de la sociedad civil por su empuje en el combate a la corrupción particularmente de la actual administración federal. Hoy me pronuncio por algo que siempre he defendido: todas y todos debemos ajustarnos al cumplimiento de la Constitución. Por ello, si la idea es ganarle a López Obrador violando la Constitución, entonces no cuenten conmigo.

El autor fue titular de la Fepade

 

 

Compartir