noticias-banner1_7.21.26_AM.jpg

boletin-de-noticias¡SUSCRÍBETE AQUÍ Y RECIBE
EL BOLETÍN DIARIO EN TU CORREO!

  • Noticias
  • Eventos
  • Campañas
  • Blogs y más

Grave peligro de regresión educativa en Chiapas

  • Con la firma del pacto con los líderes de la CNTE, el gobernador de Chiapas claudica a su responsabilidad como principal garante del derecho a aprender de las y los niños en su estado.
  • El interés superior de la niñez en el estado debe prevalecer por encima de intereses electorales y políticos de sus gobernantes.

Ciudad de México, 24 de junio de 2018.- La decisión del gobierno del estado de Chiapas de ceder ante los intereses de los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) es absolutamente violatorio de la Constitución y leyes que protegen el derecho a aprender de las niñas, niños y jóvenes. Asimismo, sabotea el derecho de maestras y maestros de contar con procesos justos y transparentes para desarrollarse en su profesión. Mexicanos Primero reprueba la manera en que el Gobernador, Manuel Velasco Coello, claudica a su responsabilidad y pone en marcha una clara regresión educativa en el estado.  

Después de tres semanas en las que integrantes de las secciones 7 y 40 de la CNTE en Chiapas mantuvieron un paro de labores con protestas y bloqueos, el viernes 21 de junio, el gobernador del estado, Manuel Velasco, firmó un acuerdo, que de cumplirse, violaría la ley. En específico:

  • El acuerdo promete que el gobierno a su cargo y el gobierno federal no ejercerán ninguna acción laboral, administrativa, jurídica o económica contra los maestros que abandonaron sus aulas durante 17 días, dejando sin clases a más de 200 mil niñas y niños, en una clara violación del artículo 76 de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), que mandata separar del servicio a aquellos docentes que incumplan con la asistencia a sus labores por más de 3 días consecutivos o discontinuos en un periodo de 30 días naturales sin causa justificada.
  • Acuerda la participación del sindicato en los ascensos y promociones docentes, lo que contradice el artículo 23 de la LGSPD que estipula que las autoridades educativas solamente podrán asignar las plazas docentes de educación básica y media superior con estricto apego al orden de prelación de los sustentantes, con base en los puntajes obtenidos en el último concurso de oposición. Pretender incorporar a 782 profesores en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), sin convocar a un concurso de oposición, es ilegal.
  • Garantiza que los maestros no serán evaluados al menos hasta el término de la administración estatal. El artículo 52 de la LGSPD señala que las autoridades educativas deben evaluar el desempeño docente de acuerdo a la periodicidad determinada por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
  • Se compromete a gestionar 24 plazas para maestros comisionados, yendo en contra del artículo 78 de la LGSPD que dice: “las personas que decidan aceptar el desempeño de un empleo, cargo o comisión que impidan el ejercicio de su función docente, de dirección o supervisión, deberán separarse del servicio, sin goce de sueldo, mientras dure el empleo, cargo o comisión”.

El acuerdo firmado por el gobierno de Manuel Velasco con los líderes de la CNTE representa un retroceso en la protección del derecho de toda niña, niño y joven en Chiapas a una educación de calidad así como una clara muestra de la regresión que puede haber si se frena la transformación educativa, donde el sindicato obtiene plazas y beneficios laborales -a través del chantaje- a cambio de votos, dejando a un lado, nuevamente, el derecho a aprender de centenas de miles de niñas y niños.

La evidencia muestra que la brecha entre los estados que avanzan y el estancamiento de Chiapas es cada vez mayor. Es por ello que exigimos:

  • Al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, que respete la ley y asuma su responsabilidad como jefe del ejecutivo para frenar las acciones ilegales de la Coordinadora y renuncie a la firma de los compromisos con la CNTE.
  • A la Secretaría de Educación del Estado, a que envíe la información correspondiente de los maestros faltistas a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y haga cumplir las leyes para sancionar a los maestros involucrados en este paro; en caso contrario, será cómplice del delito que comete el sindicato.
  • Al Secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, que solicite información al estado sobre docentes faltistas y, en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aplique las sanciones económicas correspondientes; asimismo, que vigile que la autoridad estatal cumpla con sus obligaciones.
  • A la dirigencia de la CNTE, que deje de sacrificar el derecho a aprender de miles de niñas y niños chiapanecos; las y los niños no son parte de ningún botín, como claramente los asumen los dirigentes sindicales, que no el magisterio.
  • A los candidatos a la presidencia de la República, a que se pronuncien en contra de lo que representa una clara violación al Estado de Derecho, al derecho a aprender de las y los niños en Chiapas y, a que las y los maestros en el estado ejerzan su derecho de contar con oportunidades significativas de aprendizaje.

El acuerdo signado entre el gobierno que encabeza Manuel Velasco y las dirigencias de la sección 7 y 40 de la CNTE es un grave peligro de regresión educativa en Chiapas. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), las organizaciones de sociedad civil en su conjunto, además de aquellas organizaciones defensoras del derecho de las y los niños y de las y los maestros, están a tiempo de hacer explícito su repudio a este acuerdo de mutuo beneficio para los adultos que viola el derecho de la niñez y juventud.

La educación es nuestro proyecto social más importante. Es responsabilidad de todos los ciudadanos presionar para hacer valer los derechos de las niñas, niños y jóvenes que han sido pisoteados por los líderes sindicales y las malas decisiones gubernamentales.

Compartir